NOTICIAS

INICIO DE CLASES: EL GOBIERNO FORTALECE LA SEGURIDAD ALIMENTARIA EN TODAS LAS ESCUELAS

Con el inicio de clases en la provincia, se pusieron en funcionamiento comedores escolares en 911 establecimientos. El Ministerio de Desarrollo Social brinda contención para 240.000 niños, niñas y adolescentes en toda la provincia.

Como parte de las políticas públicas de apoyo a la educación y en el inicio del ciclo lectivo 2020 el Ministerio de Desarrollo Social brinda contención alimentaria para 240.000 niños, niñas y adolescentes de establecimientos chaqueños con una inversión anual de más de $1.000.000.000, entre aportes realizados por nación y provincia. 

 

En distintas modalidades como refrigerios, comedores escolares y albergues, el Programa de Seguridad Alimentaria se implementa en coordinación con el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología, con el objetivo de garantizar una alimentación variada y segura de acuerdo a las necesidades de las niñas, niños y adolescentes que asisten las escuelas de la provincia.

 

El programa prevé el asesoramiento en forma continua al personal de los municipios y de los comedores escolares por parte del equipo técnico de la Unidad de Seguimiento Nutricional, fortaleciendo hábitos adecuados, saludables de higiene y de alimentación, según los estudiantes y los contextos de las instituciones educativas.

 

Se persigue además, promover la corresponsabilidad en las acciones en cuanto a las políticas sociales, fortaleciendo a los gobiernos locales, promoviendo la descentralización progresiva de un conjunto de funciones y servicios del Estado provincial, impulsando la modernización de los municipios. 

 

Descentralizar para ofrecer mejores servicios

 

Como parte de la decisión política del gobernador Capitanich, se promueve la descentralización de la administración, ejecución y gestión de los comedores escolares, lo que permitirá brindar un mejor servicio, movilizar la economía local, generar encuentros permanentes con los equipos de trabajo y efectuar un debido control de la calidad de la prestación alimentaria fiscalizada por el Estado provincial.

 

La implementación de los comedores escolares se realiza mediante convenios bilaterales de descentralización, de la cartera social con los distintos municipios, lo que permite financiar, gestionar y administrarlos en el marco del Plan Nacional de Seguridad Alimentaria, del Programa Argentina contra el Hambre, y del Programa Provincial de Seguridad Alimentaria, de conformidad a las leyes nacionales 25.754, 27.200, y provincial 3.082-E, además de otras normativas vigentes.

 

En este sentido, el programa de gobierno de la gestión 2019 – 2023 combina un conjunto de políticas públicas enmarcadas en tres ejes: producción y empleo, inclusión y equidad social y gestión pública de calidad, implementados a través de una estrategia territorial sustentada en la descentralización en regiones administrativas, con la finalidad de articular las acciones del Estado para corregir las asimetrías que se observan en la provincia. También desde el gobierno provincial, existe el compromiso y la voluntad de regularizar, la deuda existente con distintos proveedores y municipios.

 

Para asegurar inclusión y equidad social, se implementan políticas sociales para materializar derechos humanos fundamentales de niños, niñas y adolescentes incorporados al sistema educativo, garantizando el acceso a una alimentación adecuada que permita el desarrollo integral de sus habilidades, reduciendo los niveles de exclusión, vulnerabilidad y riesgo social.

 

Los comedores escolares, a través de los diferentes servicios que prestan, surgen como una opción para contribuir a mitigar el hambre y la malnutrición, de los niños y niñas que asisten a instituciones educativas de la provincia del Chaco y que se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad.

 

El proyecto alimentario está destinado a niños de 4 a 14 años que asisten a instituciones educativas de gestión estatal de la provincia, con especial foco en los establecimientos educativos de nivel inicial, primario y secundario, que pertenecen a los ocho municipios de la Región de El Impenetrable: El Espinillo, El Sauzalito, Juan José Castelli, Villa Río Bermejito, Miraflores, Misión Nueva Pompeya, Taco Pozo y Fuerte Esperanza, y que tienen las poblaciones con mayor vulnerabilidad de la provincia.

 

Garantizando la seguridad alimentaria de esta franja etaria, se está dando cumplimiento a los términos establecidos en las leyes nacional N°26061 y provincial N°2086-C, que se refieren al Sistema de Protección Integral de Derechos de Infancia y Adolescencia.